ILUMINA TU CASA

Crear espacios luminosos y acogedores no es tarea fácil. Influyen muchos factores como la arquitectura del espacio, el uso de la gama cromática en paredes, suelos y techos, así como el tipo de mobiliario y decoración de la estancia a decorar.

Los techos altos aportan una amplitud que podemos convertir en luminosidad al utilizar colores claros o blanco que reflejarán la luz natural del espacio. Este concepto lo podemos extender a las paredes y el suelo, pero cuidado con el exceso de blanco puesto que se puede convertir en una estancia incómoda si dispone de grandes ventanales y una orientación que aporte el máximo de horas de luz.

En la fotografía se combina perfectamente un suelo blanco, que potencia la luz, con una zona destacada donde el protagonista es un suelo hidráulico precioso que da personalidad y carácter a la estancia.

La decoración también juega un papel importante a la hora de potenciar la luz natural de las estancias. Normalmente los puntos de luz de las viviendas son insuficientes o necesitan de reubicación para que sean más funcionales. Obviamente podemos recurrir a la iluminación indirecta de lamparas auxiliares de sobremesa o de pie. No podemos olvidar el uso de textiles en miradores y ventanas; no es recomendable recargar estas zonas con tejidos pesados que evitan pasar la luz. Lo recomendable es que las cortinas sean en tonos claros para no restar la entrada de luz, como en el diseño de la foto.

En cuanto a mobiliario, cualquier madera oscura resta luminosidad a una estancia. El uso de esos tonos en mobiliario es directamente proporcional al tamaño de la estancia y del propio mueble. Por lo que hay que ser cuidadosos a la hora de elegir el color de murales que van de suelo a techo, os recomiendo no recargar una estancia. Si por el contrario se necesita almacenamiento y el mueble debe ser grande lo mejor es recurrir a tonos claros y no olvidar tener en cuenta el tamaño total de la estancia.

Truco: utilizar espejos o elementos decorativos que contengan cristales te ayudará a dar amplitud y potenciar también la luz natural de tu casa.